Las métricas más importantes en el Marketing Digital

Gráficas de Google Analytics de un ecommerce

Ya he comentado en otras ocasiones que llevar a cabo acciones de marketing sin medirlas era algo incoherente. Una de las ventajas de las métricas web en el Marketing Digital es tener datos para poder analizarlos. Cuando se trata de analizar los resultados, hay que tener bien claro lo que queremos analizar y como lo estamos midiendo.

metricas en el marketing digital para ecommerce

En post anteriores he hablado de tener los KPIs claros, pero cómo medir su impacto es todo un reto. La medición es fundamental para entender si lo que estamos haciendo es efectivo o no. Muchas campañas de anuncios llevan una gran inversión detrás, incluso las campañas de SEO (aunque se diga que eso es gratis) por tanto, debemos justificar su inversión manteniendo la estrategia, mejorándola a tiempo o descartándola.

Por otro lado, si decidimos medirlo todo, tendremos un grave problema de falta de enfoque.

No pierdas el tiempo con métricas irrelevantes.

¿Te llena de orgullo y satisfacción cuando ves que tienes más “Me gusta” de lo habitual en una publicación de Facebook o Instagram? Todos hemos pasado por esto en algún momento.

 

La cuestión es que la cantidad de Me gusta es algo irrelevante, solo satisfacción personal. Igual he exagerado un poco, pero a lo que me refiero es que hay que profundizar un poco más, hay que saber si los me gusta son de nuestros followers o de personas que les ha salido nuestra publicación por recomendación, cuántas veces ha sido compartida esa publicación, su alcance.

Por otro lado, está claro que miles de fans en las redes sociales no deben ser totalmente despreciados. Después de todo, son personas que apoyan ese contenido. Sin embargo, estos seguidores deben tratarse como resultados secundarios del plan de marketing ya que siempre vamos a buscar más y de calidad.

 

Y hablando de profundizar, os voy a explicar qué métricas hay que tener en cuenta, de tráfico hacia una web, métricas de conversión, métricas de ingresos y por último los costes por leads.

Métricas de tráfico web.

Aunque existen varias métricas, vamos a distinguir 4 fundamentales.

1. Visitas totales al sitio.

Aunque parece demasiado básico, esta es una de las métricas a las que hay que prestar más atención en Google Analytics. Sea cual sea el objetivo de tu estrategia de Marketing Digital, el aumento de tráfico debe ser una consecuencia natural y constante.

Si el número de visitas disminuye con frecuencia, debería sonar la alarma. Deberás revisar urgentemente tu web, redes sociales o mirar en Search Console y buscar una solución. Otro motivo por el que puede pasar esto es por una actualización del algoritmo de Google. 

También es un excelente indicador de lo que va bien. Esta métrica también nos permitirá comprender las visitas individuales e identificar las páginas a las que se accede más en el sitio web.

2. Fuentes de tráfico.

Comprender las principales fuentes de tráfico de tu sitio web te aporta una gran visión. De un vistazo podrás identificar cuáles de estas fuentes están trayendo tráfico o no están surgiendo efecto en las campañas.

Conforme tu web crezca, tendrás más fuentes de tráfico, por lo que será esencial centrarte en las que más visitantes te traen. Es difícil crear una regla sobre qué canales priorizar. Cada estrategia es única, por lo que tienes que marcarte tus propios objetivos. Las 4 fuentes más comunes son:

  • Directas: son aquellos visitantes que llegan a su sitio web escribiendo la URL directamente en su navegador.
  • Google Organic: son visitantes que llegaron a su sitio web en función de una búsqueda en Google, el tráfico SEO
  • Refererral: son los visitantes que llegan a su sitio web a través de un enlace en otro sitio web, blog o un banner.
  • Medios Sociales: Esta métrica específica desde que red social llegan tus followers. En este punto te darás cuenta que publicaciones y que contenido funciona mejor en tus RRSS.  El marketing de contenidos adquiere relevancia.

3. Duración de la visita en tu web, blog o ecommerce.

Esta métrica muestra el tiempo exacto, en minutos, que cada visitante pasó en su sitio. A través de la navegación por la web o los eventos creados en Google Tag Manager, sabemos cuánto tiempo pasó el visitante en cada página individual. También sabemos cuántas páginas visitó cada persona. 

Cuanto más interesante y atractivo sea el contenido o mejor responda la intención de búsqueda, más tiempo permanecerá el visitante en el blog o la web. No se debe confundir interacción con conversión. Es importante tener en cuenta que los visitantes que pasan más tiempo en una tienda online o la web, son los que tienen más potencial para convertirse en clientes.

Darse cuenta de lo que más les gusta a estas personas te ayuda a personalizar el contenido. Por lo tanto, será posible aumentar considerablemente las tasas de conversión gracias a las métricas web del marketing digital.

4. Tasa de rebote.

La tasa de rebote indica la cantidad de personas que ingresan a su sitio web y se van inmediatamente sin ningún tipo de interacción.

Una tasa de rebote alta es un indicador de que algo está fallando seriamente en su estrategia de marketing digital. Los problemas pueden ser muchos, cuando pinchan en el anuncio no encuentran lo que buscaban, las páginas de destino tardan en cargar, el contenido se ve mal son solo algunas de las razones comunes de rechazo.

Los titulares clickbait, la típica noticia sensacionalista que al final era una tontería, también son uno de los principales motivos del porcentaje de rebote. Debido a que son engañosos, el usuario sale de inmediato de la noticia.

¿Cómo evitar la tasa de rebote? Si ya tienes tu contenido optimizado, puedes configurar el tiempo de visita a tu web o el scroll y hacer que cuenten como una visita.

Métricas de conversión.

Son indicadores para saber si nuestro ecommerce, la web, o las campañas publicitarias están. Cuando se detecta que no se finalizan los pagos, los problemas más comunes suelen ser la falta de transparencia en el precio, tarifas extra, insistencia en comprar productos adicionales o demasiados pasos en el proceso de compra.

1. Tasa de conversión total.

Siempre que un visitante interactúa en tu web o en tus redes sociales, lo acerca aún más a convertirse en cliente, tenemos una conversión. Una conversión es cualquier registro que ponga al visitante en tu base de datos, ya sea por una compra, por una solicitud de información o por suscrirbise a la newsletter.

El cálculo de la Tasa de Conversión Total puede variar según el objetivo de la campaña, puede ser una venta, un formulario de contacto o inscribirse en tu webinar. Cualquiera que sea el objetivo de tu plan de marketing, es casi seguro que la conversión sea el primer indicador de éxito.

Si ves un número muy bajo de conversiones, deberás revisar todo para identificar el problema. Las causas pueden variar, los consumidores de hoy en día navegan por varias webs hasta dar con el producto y precio que les convence, pero si pasan por sitios web que no transmiten seguridad o tienen una buena experiencia de usuario, no llegan a efectuar la compra.

2. Tasa de conversión del embudo de ventas.

El famoso embudo de ventas es tan fácil como tener identificados a cada uno de nuestros clientes. En la parte superior estaría los que nos descubren por primera vez, como tú ahora mismo leyendo este artículo, en la parte del medio del embudo estarían los que ya han leído otros artículos y han vuelto para leer este ya que muestran interés en mi blog, y en la parte de abajo del embudo estarían lo que me han ido a mi linkedin para pedirme ayuda con su web.

A través de este proceso, podemos comprender el porcentaje de clientes potenciales que pasan de una etapa del embudo a otra. Podemos tener, por ejemplo, una primera conversión en la parte superior del embudo donde el cliente potencial se ha suscrito al blog. Una segunda conversión cuando esta misma persona descargó tu ebook. Por último esta persona que ya confía en tus productos o servicios y te hace una compra.

Con estos datos podemos medir el éxito del contenido disponible en cada una de estas etapas y, así, podemos ver cuáles son los mecanismos que más y menos hacen que las personas pasen de una etapa a otra.

3. CTR (click through rate).

Medir el CTR (tasa de clics) es esencial cuando se trabaja tanto el SEO como el email marketing o campañas pagadas en Google Ads o Facebook Ads.

La tasa de clics muestra efectividad de una campaña. Si el anuncio no atrae clics, no está funcionando. En este caso puede ser que el copy de tu anuncio no sea lo demasiado llamativo o la imagen no se vea bien.

El CTR se calcula de la siguiente forma, número de clics en el anuncio dividido entre el número de impresiones por cien

4. CPC (coste por clic).

Si bien el CTR quiere saber la proporción de clics e impresiones, el CPC nos dice cuánto cuesta cada uno de esos clics en el anuncio. En otras palabras, el CPC indica la cantidad exacta que nos cuesta cada persona para que llegue a nuestro sitio web, blog o landing page, por ejemplo.

Esta métrica también es importante en la revisión de estrategias y las pruebas A / B, ya que le permite evaluar qué anuncios tienen la mejor tasa de respuesta y, al mismo tiempo, qué versiones tienen poca efectividad y por tanto, pueden descartarse.

Si su campaña es PPC (Pay Per Click), ciertamente no querrá perder de vista esta métrica.  

Para calcular el CPC solo hay que dividir el coste total de la campaña entre los clics recividos.

5. CPL (coste por lead).

El costo por lead se puede utilizar para medir cualquier forma de conversión, este es el principal objetivo de convertir la mayoría de las estrategias de Marketing Digital, pero también podemos encontrar que esta misma métrica debe ser tratada por: coste por registro, coste por suscripción, coste por descarga, etc. El objetivo siempre será mantener el CPL lo más bajo posible.  

Aún quedan algunas variables por considerar. Recuerde que un cliente potencial aún no es un cliente. Por tanto, si su tasa de conversión de leads a clientes es alta, esto reduce el impacto de la CPL en los resultados finales. Asimismo, los criterios para establecer si la CPL es alta o baja dependerán mucho de la realidad de tu negocio. Por ejemplo, si vende joyas con un precio medio de 5 €, su CPL tendrá que ser de unos céntimos. Pero, si está vendiendo propiedades de lujo en Cascais, su CPL puede ser de unos pocos euros.

Calcular el CPL es similar al CPC, divide la inversión total en la campaña por la cantidad de leads conseguidos.

Métricas de ingresos.

1. CAC.

El CAC (Customer Acquisition Cost) se calcula con los clientes que realizaron la compra. Si el CAC es muy alto,  indica que los canales elegidos no son los más adecuados.

Para calcular el CAC, tienes que incluir todos los costes relacionados con el marketing y las ventas. Incluso todo, desde los anuncios hasta el salario del departamento de marketing.

Suma los gastos y divídelos por la cantidad de nuevos clientes adquiridos en ese período. Y eso es todo, aquí está su costo de adquisición de clientes.

2. ROI (retorno de la inversión).

No es casualidad que la métrica final de todo el plan de Marketing Digital sea también la más popular y la primera en ser recordada en las estrategias online.

Será el ROI el indicador que sigamos para saber si la campaña ha sido un éxito o no. Dicho de forma más clara y directa: si el resultado final generó beneficios para la empresa. A través del ROI que se puede planificar la próxima estrategia y un nuevo presupuesto para el marketing digital. Si el ROI es alto y la empresa mantiene la capacidad de respuesta / entrega, tenemos buenas metricas métricas web de la campaña debemos reforzar la inversión.

La lógica, nuevamente, es simple. Por ejemplo, si tenemos un coste total de 10 € por lead, y si la tasa de conversión de lead a cliente es del 25%, sabemos que el coste para adquirir un nuevo cliente es de 40 €. En este caso, si el ticket medio es de 100 €, podemos concluir que tenemos un buen ROI.

Puede encontrar referencias al ROI como el retorno de la inversión o el retorno de la inversión, la segunda versión es solo la traducción directa al portugués, es la misma métrica.

Como en otros casos, calcular el ROI no es difícil, simplemente resta la cantidad total de ingresos del monto total invertido y luego divide el total por el monto invertido.

3. Ticket Medio.

El ticket medio es una de las métricas web del marketing digital muy común en los ecommerce. Esta métrica indica el gasto medio de nuestros clientes en nuestra tienda.

La mejor frecuencia para medir el Ticket Medio es mes a mes, por lo que es posible determinar el promedio mensual y establecer comparaciones entre períodos de diferentes años.

Para calcular el Ticket Medio solo debes dividir los ingresos totales por el número de clientes en ese mismo período.

4. Valor de por vida, también conocido como CLV.

El valor de por vida del cliente es una métrica que estima el beneficio futuro generado por la relación con un cliente. El objetivo de conseguir nuevos clientes es que nos compren y poder fidelizarlos con compras recurrentes, si disponemos de un servicio de suscripción, queremos que el cliente opte por periodos de contrato más largos y, al final del periodo, renueve esta misma suscripción.

Por lo tanto, el valor de vida útil es un valor que se debe aumentar. Si tenemos un cliente que suele comprar libros, podemos sugerir otros libros de su género favorito, enviar cupones de descuento para otros libros, sugerir accesorios como la luz de lectura o incluso presentar un lector electrónico. 

Si tenemos un cliente interesado en suscribirse a 6 meses de servicios, puedes ofrecer una propuesta de suscripción de 1 año por una tarifa mensual más baja. También podemos darle un precio especial si renueva su suscripción antes de que finalice el período.

Hay un dicho que dice que es más barato mantener a un cliente satisfecho que atraer nuevos clientes.  

Para calcular el CVL de comercio electrónico, multiplique el ticket mensual promedio por el número de compras de cada uno de sus clientes.

Modelo de venta: Ticket medio mensual x nº de compras de cada cliente

Modelo de suscripción: Valor mensual x el nº de meses

¿Qué hacemos con todas las métricas web de Marketing Digital, conversión y ecommerce?

Hemos visto que hay gran cantidad de métricas en el mundo del marketing, y más si vamos aplicación por aplicación, lo importante es seleccionar las más importantes para nosotros.

Si a partir de ahora vas a tomar como referencia una métrica, intenta que puedas obtener datos de ella en un periodo anterior para hacer la comparación. Lleva un seguimiento de los datos y analiza resultados periódicamente, saberlos interpretar es la clave.

 

Si no sabes donde encontrar las métricas web de Marketing Digital de tu web o en tus redes sociales, ve a la sección de contacto y empezaremos a medir las acciones de tus usuarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies